Pastel de arándanos

Pastel típico americano, con un dulce y delicioso relleno de mermelada de arándanos y una masa rica en avellanas.

Receta de pastel de arándanos

Ingredientes para preparar pastel de arándanos

  • 300 gr. de harina
  • 3 huevos (uno para pintar y dos para la masa)
  • 100 gr. de azúcar
  • La ralladura de un limón
  • Un clavo (puede ser entero. Se pica con el mortero)
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de canela
  • 125 gr. de avellanas tostadas molidas
  • 1 bote de mermelada de arándanos

¿Cómo preparar pastel de arándanos?

  • Hacemos un volcán con la harina y dentro le añadimos las avellanas molidas, el azúcar, el clavo picado, la canela, la sal y los dos huevos. Con un tenedor mezclamos todos los ingredientes y por último le añadimos la harina poco a poco.
  • Pasamos a amasar la mezcla, hasta que veamos que nos quedan las manos limpias y que la harina no se nos pega en los dedos.
  • Dividimos la masa en dos (una parte algo más grande que la otra), estiramos la mayor partición hasta conseguir una circunferencia y la montamos sobre la base de un molde de pastel de manzana.
  • Esta masa contiene tanta grasa de las avellanas que no es necesario untar el molde con mantequilla. Veréis también que la masa se puede romper al colocarla. No os preocupéis porque se puede ajustar cuando ya esté colocada pues la masa es muy parecida a la plastilina.
  • Cogemos un poquito del resto de la masa, lo enrollamos en forma de churro, lo colocamos alrededor de la circunferencia y unimos las dos partes presionando y estirando suavemente.
  • Pinchamos un poquito toda la masa y volcamos el bote entero de mermelada dentro del molde.
  • Con la masa sobrante preparamos tiras que colocaremos sobre el pastel en forma de reja. Estas pueden ser enrolladas o planas, como más te gusten.
  • Al acabar, separamos la clara de la yema del huevo que hemos reservado y, solo con la yema, pintamos el borde y las tiras.
  • Como este pastel es de por sí moreno es complicado controlar la cocción más allá de los tiempos. En este caso lo dejaremos horneando a 180ºC unos 30 minutos.
  • Al sacarlo del horno lo dejamos enfriar un poquito antes de pasar a servirlo.
Nota del autor:

Con estas medidas siempre sobra un poquito de masa así que podemos aprovechar para hacer unas galletas para el té.

Una vez preparadas, con la mermelada incorporada, las horneamos unos 7 minutos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.